Frutos secos y Navidad: el equilibrio perfecto…


Los frutos secos los podemos encontrar durante todo el año en supermercados y tiendas especializadas, aunque durante las estaciones de otoño e invierno es cuando se conjugan los planetas porque no solo apetecen más, sino que además, es su temporada.

Y es que, los frutos secos nos vienen genial en estas épocas del año, porque nos aportan energía, proteínas, vitaminas y minerales, y nos ayuda a afrontar mejor el frío.

Pero cuando realmente se convierten en los protagonistas de la fiesta, es en Navidad.

Desde primeros de diciembre, empieza a notarse el aumento de compras de nueces, pasas, higos, dátiles, almendras, avellana, etc… en fruterías, tiendas especializadas y grandes almacenes.

Y no es de extrañar si nos paramos a pensar en todas las bondades que los frutos secos le aportan a nuestra salud. No solo nos dan energía y fortalecen los huesos, además, retrasan el envejecimiento y protegen el corazón, con solo «un puñado al día».  ¡¡Madre mía!!

Así que, Navidad, Navidad, dulce Navidad… pero con frutos secos… Y es que, durante estos días de celebraciones y comilonas interminables este tipo de productos es perfecto no solo como aperitivo, también durante la comida y en la sobremesa. Además de estar deliciosos, son muy saludables.

Si nos paramos a pensar un poco, sin estos deliciosos frutos secos no podríamos disfrutar del típico turrón de almendras, los polvorones y un montón de dulces más típicos de la Navidad, pero bastante más pesados para nuestras digestiones, durante estas fechas.

Desde Exquisite Fruits solo nos queda desearos unas buenas fiestas, llenas de salud, amor y alegría. Y que disfrutéis de esos estupendos frutos que nos da la naturaleza y  que son tan típicos de estas fechas.

Share :
Related Posts